Sistema Arbitral de Consumo

¿Qué es el Sistema Arbitral de Consumo?
El Sistema Arbitral de Consumo forma parte de la Administración Pública y su responsabilidad es la de resolver de modo eficaz y ágil las reclamaciones que surgen en las relaciones de consumo entre usuarios y empresas siempre que sea necesaria la protección de los consumidores para que estos dispongan de mecanismos adecuados para resolver sus reclamaciones.

A través del sistema arbitral de consumo las partes voluntariamente encomiendan a un órgano arbitral, que actúa con imparcialidad, independencia y confidencialidad, la decisión sobre la controversia o conflicto surgido entre ellos. Esta decisión, vinculante para ambas partes, tiene la misma eficacia que una Sentencia.

Puedes consultar la regulación básica del Sistema Arbitral de Consumo en el apartado de Normativa de la página web del Instituto Nacional de Consumo.

¿Cuáles son sus ventajas?
Las ventajas del Sistema Arbitral de Consumo para ambas partes son:

RAPIDEZ, porque es un sistema no formalista que se tramita en un corto espacio de tiempo. Máximo seis meses desde el inicio del procedimiento arbitral.

EFICACIA, porque se resuelve mediante una resolución arbitral de ejecución obligada, como si se tratara de una sentencia, sin necesidad de tener que recurrir a la vía judicial ordinaria y no existe límite máximo o mínimo para la cuantía reclamada.

ECONOMÍA, porque es gratuito para las partes que sólo deben costear, en determinados supuestos, la práctica de peritajes.

Para los consumidores y usuarios, es el cauce más adecuado para que los consumidores o usuarios puedan hacer valer sus derechos sin las dificultades que, normalmente, supone para ellos acudir a la vía judicial.

Si tu reclamación no ha sido resuelta en el plazo de 30 días a través de los medios que ponemos a tu disposición (Hipervínculo a la sección Reclamaciones), estarás en tu derecho de dirigirte a la Junta Arbitral Autonómica de tu Comunidad Autónoma o a una Asociación de Consumidores para resolver tu reclamación.

¿Qué reclamaciones puedes resolverse a través del sistema arbitral de consumo?
Todos los conflictos que afecten a los derechos legal o contractualmente reconocidos a los consumidores y usuarios, con independencia de su cuantía.

Las reclamaciones interpuestas por titulares de un contrato de suministro o servicios de electricidad y otros productos y servicios con SUNAIR ONE HOME S.L
pueden someterse al arbitraje en los siguientes casos:
• Que la discrepancia verse exclusivamente sobre asuntos de responsabilidad de la empresa comercializadora:
atención personal, contratación, facturación y cobro.

• Quedan expresamente excluidos los asuntos cuya responsabilidad corresponde a las empresas distribuidoras, de acuerdo con la normativa aplicable: extensión de red, concesión de accesos a la red, medida, lectura, inspección, calidad de suministro incluyendo la continuidad/interrupción del suministro y los posibles daños causados por incidencias en la red eléctrica.

• Que, previamente, la reclamación haya sido presentada ante el servicio de atención al cliente de SUNAIR ONE HOME S.L a través de los medios de los que dispone el cliente. Reclamaciones.

No obstante, no podrán ser objeto de arbitraje de consumo.
A. Las cuestiones sobre las que exista resolución judicial firme y definitiva.

B. Aquéllas en que las partes no tengan poder de disposición.

C. Tampoco será posible el Arbitraje de Consumo en las cuestiones en las que según la legislación vigente deba intervenir el Ministerio Fiscal.

D. Cuando concurra intoxicación, lesión, muerte o existan indicios racionales de delito.

E. La responsabilidad civil por daños y perjuicios directamente derivada de intoxicación, lesión, muerte o de hechos en los que existan indicios racionales de infracción penal.

¿Cómo solicito el procedimiento arbitral?
Puedes resolver cualquier reclamación o incidencia en relación a tu suministro de electricidad a través de los medios de contacto que ponemos a tu disposición. Reclamaciones.

En caso de que tu reclamación no haya sido resuelta en el plazo de 30 días o no hayas recibido una respuesta satisfactoria y si tu reclamación es uno de supuestos descritos que son responsabilidad de la comercializadora, estarás en tu derecho de dirigirte a la Junta Arbitral Autonómica de tu Comunidad Autónoma o a una Asociación de Consumidores para resolver tu reclamación.

¿Cómo tramito el procedimiento arbitral?

Solicitud:
Se inicia con la formalización de una Solicitud de Arbitraje, que puede presentarse en la Junta Arbitral de Consumo directamente o a través de una Asociación de Consumidores y Usuarios.

Una vez recibida la solicitud se comprueba que la solicitud reúne los requisitos exigidos legalmente y que la reclamación puede ser resuelta a través del Sistema Arbitral de Consumo.

Si el empresario o profesional reclamado está adherido al sistema, el presidente de la Junta Arbitral acordará la iniciación del procedimiento arbitral. Si no lo está, se le traslada la solicitud para que en el plazo de 15 días manifieste si acepta resolver el conflicto a través del Sistema Arbitral de Consumo o si rechaza la invitación
a utilizar este sistema.

Si el empresario o profesional opta por rechazar la invitación al arbitraje o no contesta en el plazo concedido, se archivará la solicitud sin más trámites, dado el carácter voluntario del Sistema.

Si el empresario o profesional opta por aceptar la invitación al arbitraje, desde ese momento se considera iniciado el procedimiento arbitral.

Mediación:
Cuando no existan causas para la inadmisión de la solicitud de arbitraje y salvo que las partes se opongan a la mediación o ésta haya sido intentada antes sin lograr un acuerdo entre ellas, la Junta Arbitral de Consumo a través de los procedimientos que cada una de ellas tenga establecidos intentará que las partes alcancen
un acuerdo sin necesidad de contar con la intervención de los árbitros.

Los mediadores, al igual que los árbitros, están sujetos en su actuación a los principios de independencia, imparcialidad y confidencialidad. El intento de mediación puede suspender durante un mes el plazo máximo previsto para dictar el laudo (6 meses).

Órgano arbitral:
Iniciado el procedimiento arbitral, el Presidente de la Junta por turno de la lista de árbitros acreditados ante la Junta Arbitral de Consumo designará un árbitro o
un colegio arbitral para conocer el conflicto.

Se designa un Árbitro único:
- Cuando las partes así lo acuerden.

- Salvo oposición de éstas, cuando lo acuerde el presidente de la Junta Arbitral de Consumo, siempre que la cuantía de la controversia sea inferior a 300 € y que la falta de complejidad del asunto así lo aconseje.

- El árbitro único será designado entre los árbitros acreditados propuestos por la Administración pública, salvo que las partes, de común acuerdo, soliciten por razones de especialidad que dicha designación recaiga en otro árbitro acreditado.

En el resto de los casos, conocerá de los asuntos un colegio arbitral integrado por tres árbitros acreditados elegidos cada uno de ellos entre los propuestos por:
- La Administración pública,

- Las asociaciones de consumidores y usuarios

- Las organizaciones empresariales o profesionales.

Los árbitros actuarán de forma colegiada, asumiendo la presidencia el árbitro propuesto por la Administración. No obstante, las partes de común acuerdo podrán solicitar la designación de un presidente del órgano arbitral colegiado distinto del árbitro propuesto por la Administración pública, cuando la especialidad de la
reclamación así lo requiera o en el supuesto de que la reclamación se dirija contra una entidad pública vinculada a la Administración a la que esté adscrita la Junta Arbitral de Consumo.

Alegaciones y partes de la audiencia
A lo largo de todo el procedimiento las partes serán oídas dándoles traslado de todos los documentos, alegaciones o pruebas que se presenten. En particular se les requerirá expresamente para la contestación de la solicitud y para la audiencia, en la que podrán manifestar cuánto estimen conveniente sobre el conflicto
existente.

En cualquier momento antes de que finalice la audiencia, las partes podrán modificar o ampliar la solicitud y la contestación, pudiendo plantearse reconvención frente a la parte reclamante.
PRUEBAS
El Colegio acordará las pruebas que estime pertinentes bien por propia iniciativa o la de las partes. Cuando las pruebas se acuerden de oficio o sea por el Colegio Arbitral, estás serán costeadas por la Administración de la que dependa la Junta Arbitral de Consumo. En caso de que se proponga por las partes, el pago de las pruebas será asumido por éstas.

LAUDO
El Procedimiento finaliza con un laudo que como una sentencia judicial resuelve el conflicto y tiene eficacia de cosa juzgada.
Si las partes llegaran a un acuerdo por sí mismas a lo largo del procedimiento, éste será recogido en un laudo llamado conciliatorio, con el fin de que tenga también la misma eficacia que si de una sentencia judicial se tratase.

RECURSOS
Contra el laudo dictado por el Colegio Arbitral sólo cabe el Recurso de Anulación ante la Audiencia Provincial en un plazo de dos meses desde la notificación a los interesados y el Recurso de Revisión, conforme a lo establecido en la legislación procesal para las sentencias judiciales firmes.